Seventh-Day Adventist Church

Iglesia Adventista del Séptimo Día Tepeyac Apocalipsis 14:12

Menu

Salud y Temperancia

SALUD Y TEMPERANCIA

La iglesia acepta su responsabilidad de revelar a Cristo al mundo, y cree que esto incluye la obligación moral de preservar la dignidad del ser humano, alcanzando óptimos niveles de salud física, mental y espiritual.
Además de ministrar a los enfermos, esa responsabilidad se extiende a la prevención de las enfermedades mediante un programa eficaz de educación sanitaria y el liderazgo en la tarea de promover óptima salud, una vida sin tabaco, sin alcohol u otras drogas, y libre de los alimentos inmundos.
Donde sea posible, los miembros serán animados a seguir principalmente una dieta vegetariana.
 
 
Funciones del Departamento

Promover entre la membresía el estilo de vida Adventista del Séptimo Día, basado en la Biblia y el Espíritu de Profecía, por medio de la información, la educación, el aconsejamiento y la motivación en relación con todo lo que tiene que ver con la salud y la temperancia.
  1. Guiar a la iglesia, sus departamentos y sus agencias relacionadas, en relación con el desarrollo y la implementación de las políticas y programas de salud y temperancia.
  2. Desarrollar y/o catalogar materiales de referencia para sus programas.
  3. Proveer, a través de publicaciones, servicios y programas, una testificación continua al mundo, concerniente a los efectos destructivos del tabaco, el alcohol, las drogas otras sustancias y un estilo de vida malsano, sobre la salud física, mental y espiritual.
  4. Permanecer activamente involucrados en el enfoque y los esfuerzos evangelísticos de la iglesia, siendo un efectivo puente de entrada evangelística, y a la vez propiciando una genuina preocupación por la salud total de cada persona.
  5. Supervisar y proveer apoyo para las instituciones adventistas del séptimo día que se encargan del cuidado de la salud, en todos los niveles de la organización de la iglesia. Esto debe hacerse a través de la feligresía, en foros, inspecciones, ayuda en el reclutamiento de personal, educación continuada, programas comunitarios y ministerios espirituales.
  6. Mantener vínculos con los adventistas que son profesionales de la salud y las organizaciones relacionadas; odontólogos, nutricionistas, optómetras, médicos, etc., y propiciar que ellos se involucren en el programa de salud y temperancia de la iglesia.
  7. Promover en todo el mundo, en las iglesias, instituciones y oficinas organizacionales, anualmente, una semana de énfasis en salud, como un evento fijo. El propósito de esta semana especial es llamar la atención de la feligresía hacia la importancia del mensaje de salud, generar un cambio en la conducta de salud y asegurar un apoyo integral para los programas de salud y temperancia.
Blvd. Juan Pablo II, 200 mts Oeste casa presidencial, Tegucigalpa, Honduras. (504) 2239-4146. Webmaster: P. Haughton